Plagas De Esclavizadores - Xenos Terminus



“Llamadlos como queráis: Krell, psirenas o esclavizadores. Una sola psíquica no autorizada causó la destrucción de la colmena Skorpios cuando una de esas cosas usó su cerebro como portal de entrada a nuestro universo. En sólo tres días la población total de la colmena se redujo a seres babeantes sin cerebro. En tres semanas un continente entero estaba en guerra y todo porque el gobernador pensó que su hija estaba exenta de ser entregada a las Naves Negras siendo psíquica."Inquisidor Mallen, del Ordo Xenos


Los Esclavizadores son una anatema para cualquier otra forma de vida de la galaxia. Aunque seres vivos biológicamente hablando, estos seres parecen existir principalmente en la Disformidad, aunque los detalles de su naturaleza son aún inciertos. Lo que convierte a esta raza en un peligro para el Imperio, y de hecho para cualquier forma de vida en la galaxia, es el hecho de que los Esclavizadores hacen incursiones en el universo material que si no se frenan, pronto degeneran en plagas a nivel planetario. En tal caso, solo el Exterminatus es un final digno para toda la población esclavizada del planeta.
Lo que se sabe de los Esclavizadores es que son capaces de detectar desde la Disformidad las presencias psíquicas potentes que se hallan sin protección en el reino material, y son capaces de usar los cerebros de estos psíquicos para crear un portal entre las dos dimensiones y acceder al universo material. Este proceso es una aberrante blasfemia en sí mismo ya que el cuerpo de la desafortunada víctima se convierte en un portal disforme y a través de esta puerta de entrada los Esclavizadores entran en tropel. Después de haberse establecido en el universo material, estas criaturas viles esclavizarán a todas las formas de vida inteligente dentro de su alcance, teniendo un control de sus cuerpos y usándolos como un ejército de carcasas sin mente.
Ser esclavizado de esta forma se cuenta entre los peores destinos posibles un hombre puede tener. Mientras que su mente sigue siendo plenamente consciente de la situación, su cuerpo ya no es el suyo ni puede controlarlo. Él no es más que un títere de los Esclavizadores y será usado como deseen. Estos Xenos no tienen conocimiento o preocupación por el bienestar físico de sus esclavos sin mente y los utilizan hasta que fallecen, ya sea por inanición, abandono o por heridas. Los esclavos sin mente se hayan completamente bajo el control de estas aberraciones del vacío y son obligados en contra de su voluntad a combatir entre ellos. A medida que la plaga esclavizadora (como se conoce a estas catástrofes) avanza, un número cada vez mayor de títeres son controlados, hasta llegar a controlar la completa masa viva del planeta.
¿Qué sucedería si los Esclavizadores se alzaran con la victoria alguna vez? Francamente es algo demasiado horrible para siquiera considerarlo. Aunque no es una amenaza tan frecuente como otras razas alienígenas, los Esclavizadores están no obstante vigilados con la máxima atención. 
Los Guardianes de la Muerte lanzan ataques de purga a la más mínima sospecha de peste inminente ya que la propagación de estas plagas se sucede relativamente rápido. Predecir donde se pueden producir este tipo de plagas es casi imposible, y en última instancia, la única manera de estar seguro de que no hay plagas es llevar a cabo estrictos sacrificios de psíquico, misión encomendada a todas las Naves Negras.

Representación esclavizador Krell en miniatura de Warhammer 40000